Idea

España en el semestre Europeo: síntesis de recomendaciones para el ejercicio 2014

Ambos documentos plantean las perspectivas y opciones de política económica de España para el próximo trienio, de acuerdo con las provisiones establecidas en el marco del sistema europeo de gobernanza económica, condensadas en el denominado “semestre europeo”.

A dichos documentos, tanto la Comisión como el Consejo respondieron con la correspondiente evaluación de la Comisión y las recomendaciones del Consejo, que España debe tener en cuenta en el marco de la elaboración de su política económica, así como para el cumplimiento de las condicionalidades vinculadas al futuro Acuerdo de Asociación para la ejecución de la política de cohesión en el período 2014-2020.

En el caso de España, estas recomendaciones son especialmente relevantes al encontrarse además inmersa en el Procedimiento de Déficit Excesivo que marca el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, con el objetivo de reducir el déficit estructural en 2016 por debajo del 0,5% del PIB, y el déficit público por debajo del 3% en esa misma fecha.

Los documentos correspondientes tanto a la evaluación como a la propuesta de recomendaciones para el Consejo se hicieron públicos el pasado 2 de junio, planteando para el caso de España las siguientes observaciones:

• Se prevé que España salga del procedimiento de déficit excesivo en 2016, conjuntamente con Croacia, Chipre, y Grecia.

• En el ámbito fiscal, se recomienda mantener la senda de consolidación fiscal hacia 2016, señalando la necesidad de proceder a la reforma fiscal anunciada por el gobierno, gravando menos la contratación y el empleo y subiendo los impuestos indirectos.

• En el ámbito financiero, se recomienda continuar el proceso de saneamiento y reforma del sector de las cajas de ahorro y el sector bancario, permitiendo la llegada de la financiación a las PYME.

• En el empleo, se propone profundizar en la reforma laboral y mejorar la coordinación entre el sistema educativo, de formación y el mercado laboral.

• En el sistema educativo, se recomienda mejorar la calidad del mismo y afrontar el problema de los jóvenes que abandonan prematuramente la educación.

• En el ámbito de la inclusión social, se propone mejorar la coordinación entre los servicios sociales y los servicios de empleo, así como mejorar la situación de las familias en riesgo de exclusión social.

• En materia de apoyo a las empresas, se recomienda eliminar costes y trabas vinculadas a la creación de empresas, aumentar la competencia en materia de servicios profesionales y garantizar el igual trato en todo el territorio nacional.

• En materia de energía y transportes, se recomienda eliminar el déficit tarifario y favorecer la competencia en el sector de los transportes.

• En materia de administraciones públicas, se propone continuar con las reformas iniciadas, reformar el sistema judicial y fortalecer los esfuerzos contra la corrupción y el fraude.

A partir de este momento, España podrá realizar observaciones y aceptar aquellas recomendaciones que sean de interés. En cualquier caso, y en la medida en que dichas recomendaciones vienen vinculadas a un procedimiento de déficit excesivo –aunque no a un Memorando de Entendimiento, como en el caso de Grecia-, sin llegar a cobrar fuerza vinculante, España está obligada a tomarlas en cuenta no sólo con el objetivo de evitar las sanciones previstas en el marco del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, sino también en el marco del próximo acuerdo de asociación para la ejecución de las políticas de cohesión.

Publicado en

Deja un comentario